domingo, 24 de septiembre de 2017

El ayudante espía. Nadiezhda Mandelstam.

Copió un texto tan aplicable totalitarismo como a la Universidad correcta.
"La variante tercera , que era además la más peligrosa, llevaba el nombre de ayudantes. Se trataba de jóvenes literatos, aspirantes a grados académicos, cuya actitud ante la poesía era de sincero entusiasmo y que sabían de memoria infinidad de poesías. Su primera visita era, casi siempre, inocente; venían a vernos con las más sanas intenciones, pero más tarde eran reclutados. Algunos de ellos confesaron sinceramente a Mandelstam ( igual que había ocurrido a Ajmatóva) que los llamaban e interrogaban. Después de las confesiones solían desaparecer; otros dejaban de visitarnos pronto sin explicación ninguna. A veces, pasados los años, me enteraba de lo ocurrido con ellos, es decir, que los habían llamado. Eso fue lo ocurrido con L. Me contó su historia Ajmatóva. No se atrevió a buscarla en Leningrado y la encontró casualmente en Moscú. Usted ni se imagina hasta que punto la tienen controlada, le dijo. Era una pena que desapareciese repentinamente una persona con quién habíamos entablado amistad, pero, por desgracia, lo único que podía hacer la gente honrada era desaparecer; dicho de otro modo renunciar al título de ayudantes. Los ayudantes son aquellos que sirven a dos dioses a la vez. No perdían su amor por la poesía , pero recordaban que también ellos  eran escritores o poetas, que ya era hora de que publicasen algo, que ocuparan un puesto en la vida. Con ello los seducían habitualmente  y, en efecto, el trato, la amistad o cualquier relación que fuese con Ajmatova o Mandelstam no les abría ningún camino hacia la literatura; en cambio, el relato sincero de cualquier conversación, por inocente que fuera, mantenida con nosotros servía al ayudante para que se publicase algo suyo en las anheladas páginas de una revista." Contra toda esperanza. 70-71.

Patriotismo republicano. José de Carvajal y Hué.

“¿Qué sabéis lo que es Patria? ¿Qué sabéis lo que significa ese sentimiento, esa voz imperativa que, como la de la conciencia, se impone al hombre cuando se pronuncia el sagrado nombre de la Patria? ¡Patria! se pide hoy desde las cumbres del Pirineo hasta la cima Nevada del Mulhacen. ¡Patria, Patria! Nos piden con labio trémulo nuestros padres inertes delante del hogar, recordando las glorias de España en aquellos días grandes, aciagos y sublimes, en que ellos pelearon por su independencia. ¡ Patria, Patria! Nos piden con voz balbuciente nuestros hijos, porque quieren que seamos viriles  y enérgicos para asegurarles el porvenir; porque la Patria no es solamente el suelo que pisamos, y que tal vez ese Rey extranjero, dominado por ideas extranjeras y con el propósito resuelto de avasallar  la libertad de España, dejaría que siguiéramos pisando con planta de esclavo: esa no es la Patria; la Patria es el conjunto de vida material y moral, de las aspiraciones, de las tendencias, de las costumbres; de las ideas, de los sentimientos cuyo conjunto ha creado la genialidad del pueblo español, que se ha transformado casi durante un siglo de luchas heroicas contra esos secuaces del absolutismo que quieren hoy arrebatarnos la libertad. Esa es la Patria: pues por esa Patria estoy yo  dispuesto a todo linaje de sacrificios personales, estoy dispuesto a todo linaje de humillaciones personales; a esa Patria se le debe todo, absolutamente todo, vida y principios.”

domingo, 27 de agosto de 2017

Numen y lengua.

El curso de la ciencia excluye el numen. La idea y el numen, el concepto y el numen, se excluyen el uno al otro...Sólo los poestas poseen una intuición de ese comportamiento, de ahí que de ellos dependa el destino de la lengua. Una lengua sin numen es una lengua muerta. Friedrich Georg Jünger.

sábado, 26 de agosto de 2017

Alegato final ante el Supremo de Carvajal en el caso de la Mano Negra.

p "292" Yo las entreveía, cuando el ministerio público, cruzado en alas de su imaginación espacios imaginarios, dabase a pintar el estado social de Andalucía con lujo de colores siniestros, presentándonos una sociedad proletaria sin freno, las pasiones todas desatadas, el comunismo bárbaro en acción, la guerra a la propiedad como norma de los apetitos obreros, el acecho del asesino acurrucado en las sombras, lo mismo para dar  el salto del tigre sobre el propietario honrado, que sobre el asociado secreto, timorato o disidente; nada seguro en aquella fermentación de instintos destructores, concupiscencias salvajes y devastadoras mañas; todo en cambio abatido por el espanto y allanado por esta resurrección de edades de piedra, en que los hombres se arrojan sobre los hombres, como alimañas contra alimañas en el desierto, y en el centro de este cuadro, salpicado de horrores y rezumado de sangre, las fatídicas figuras de estos desgraciados criminales de la Parrilla, como encarnación lúgubre y repugnante de la disolución social con honres de apocalipsis.
¿Ah no , Señor, no! Por fortuna, tales creaciones, verdaderos agri somnia, descansan tan sólo en la calentura de la imaginación que las traza con sobresalto instintivo y las contempla con horror soñado. Conque cada criminal con sus culpas, cada desgraciado con sus remordimientos....., mas no queramos modelar las guerras humanas sobre él cúmulo de nuestras aprensiones o por los contornos de esas creaciones siniestramente poéticas en que se suele servir de material la imagen pálida del miedo  y que suelen tener por forma el metro nervioso de la ira". HE DICHO

Como vemos, el discurso peca de optimista, aunque era obligado en un defensor, pues el miedo y la ira se impusieron y quince salieron condenados al garrote.

jueves, 10 de agosto de 2017

Traducción del texto de Martin Mosebach: Un ermitaño en las orillas del mundo habitado. Sobre Nicolás Gómez Dávila.

En este texto Martin Mosebach, sobre un Nicolás Gómez Dávila anciano, teje la leyenda del ermitaño. Leyenda que pervive y que hemos tratado de matizar mucho a través de la lectura de sus actividades y relaciones.
La traducción es de Tomas Molina y se ha publicado en la Revista Nova et Vetera de la Universidad del Rosario.
Pediré permiso para reproducir el texto pero de momento aquí está el link a este valioso testimonio.
http://www.urosario.edu.co/revista-nova-et-vetera/Inicio/Columnistas/Un-ermitano-en-las-orillas-del-mundo-habitado-%E2%80%93-So/

miércoles, 2 de agosto de 2017

Mano negra. Juicio de Carvajal en quodlibetos sobre la causa de la terrible condena.

Las quince penas de muerte, de las que se ejecutaron siete  si no estoy equivocado, que impuso el Supremo por el asesinato del "blanco de Benaocaz", sólo pueden explicarse por el estado de pánico, muy alentado por los poderes vivos y la prensa, en que se encontraban los propietarios de la Baja Andalucía.
El propio Carvajal al volver sobre el tema en quodlibetos p 162 lo explica así:
"Así se realizó la justicia humana y asi contestó a aquella pregunta que la dirigí: ¿Señor, quince por uno! ¿Es posible que la muerte de un hombre clame por la de quince, y que la justicia de la tierra no se cumpla o no se sacie, sino pesando quince veces la sangre derramada, en los platillos de su simbólica e inmortal balanza?
Hubieron de concurrir a los campos de Jerez para ejecutar la terrible sentencia, casi todos los verdugos de España. No han pasado más de diez años , y sin embargo, han sido tales los progresos realizados en materia penal, aunque sigamos teniendo el mismo Código, que fuera imposible  la reproducción de este sangriento drama. Indudablemente, influye con frecuencia en la severidad de los Tribunales la preocupación en que suele vivir la sociedad por temores que sueln tener cierta relación con el delito. Si en el año 82 no hubiese estado Andalucia y España entera bajo la presión de los terrores que infundía Asociación Internacional, acrecentados por las aspirciones del reparto de los bienes, ni la Audiencia de Jerez hubiera pronunciado aquel fallo, ni la Sala Segunda del Supremo, con verdadero encarnizamiento hubiese doblado sus efectos y pronunciado quince sentencias de muerte en un sólo acto."
El objetivo claro esta era la disolución de la FTRE que había sido legalizada en 1881.
No deja de llamar la atención que Carvajal, miembro del Gobierno Castelar que en su momento empezó la actuación contra la FTE_AIT durante la Primera República, antes de la disolución de ambas por Pavía, llevase la defensa de los acusados de la "Mano Negra".